Wealth Management

América Latina más allá del comercio global UBS Wealth Management Chief Investment Office White Paper

Bajo las condiciones globales actuales es poco probable que América Latina va poder lograr su desarrollo económico a través de una política de promoción de exportaciones como fue hasta ahora en el siglo 21. La región tiene que desarrollar y promover la economía doméstica y captar así su potencial de crecimiento. América Latina tiene sus números demográficos a su favor y la región tiene un mayor gasto en salud y educación que sus pares en otros mercados emergentes. Pero este gasto tiene que traducir todavía en mejores resultados.

Población activa incluye personas entre las 15 y 65 años de edad

Fuente: ONU, UBS, a partir de 2015.

Indices de desarrollo humano: bajo = mejor

Fuente: Foro Económico Mundial Reporte Global de Competitividad, Naciones Unidos, Banco Mundial, Foro Económico Mundial UBS, Abril 2017.

El crecimiento de la productividad en América Latina debe de ser apoyado por instituciones fortalecidas, mejores condiciones para hacer negocios, y un ambiente positivo a favor del emprendimiento y la innovación. Pero a la región le tomará tiempo para combatir los vientos en contra como una economía informal grande y varios problemas de seguridad pública. América Latina tiene niveles insuficientes de ahorro e inversión que son las razones de sus mercados financieros domésticos poco desarrollados.El resultado es que la región tiene una infraestructura ineficiente, insuficiente y de mala calidad que se ha convertido en un talón de Aquiles

Control de corrupción -2.5 (débil) a 2.5 (fuerte)

Fuente: Foro Económico Mundial, Indice Global de Competitividad, abril 2017.

Calidad en general de la infraestructura (7 es mejor). Agregados regionales ponderados por PNB.

Fuente: Foro Económico Mundial, Indice Global de Competitividad, UBS, a partir de 2015.

Desde la perspectiva de inversiones, los activos latinoamericanos han hecho un mejor papel en los úlltimos 20 años que en otros países. El fin de la hiperinflación y políticas cambiarias en contra de la inflación y a favor de la flotación de las monedas, han ayudado a promover el crecimiento y ha reducido vulnerabilidades. El enfoque en una inflación baja y prudencia fiscal debería de continuar en los años que vienen. El desarrollo de la industria financiera debe de resultar en mayores oportunidades para diversificar y obtener retornos atractivos.